Afirman que a José José lo tienen en el olvido en Miami

José José lleva ya varios meses en Miami luego de que fue trasladado desde México para internarlo en una clínica especializada y ayudarlo a combatir el cáncer de páncreas que se le detectó el año pasado y aunque al principio todo parecía ir bastante bien en lo que se refiere a sus cuidados, ahora se ha dado a conocer que las cosas han tomado un giro bastante drástico.

De acuerdo con Laura Núñez, asistente personal del “Príncipe de la Canción“, sostuvo un encuentro con la prensa a la salida del hospital en donde permanece el cantante y reveló que ya van varias semanas que ni su esposa Sara Salazar ni sus hijos lo han ido a visitar para saber cómo está llevando su tratamiento.

“Estoy regresando de verlo y aunque sí se ha recuperado, todo va muy lento. La verdad es que necesita mucha dedicación y por desgracia su familia no la ha tenido, lo están atendiendo muy bien los del hospital y le dio mucho gusto que yo fuera a verlo, que es la segunda vez que lo hago, pero sus familiares no van”, dijo la empresaria.

Para finalizar, Laura reveló que en días pasados el intérprete de “El Triste” tuvo que ser sometido a una pequeña intervención quirúrgica a través de su estómago y está convaleciente, pero afortunadamente su estado de salud permanece estable aunque sí se está tardando más de lo esperado en recuperarse.

La cuenta del cantante en Twitter no ha sido actualizada recientemente y solo hay mensajes de su trayectoria.

José Rómulo Sosa Ortiz, nombre real del cantante, estuvio ingresado en un hospital de Coral Gables, ciudad aledaña a Miami, y pidió respeto a su privacidad y la de su familia, a través de un comunicado.

“Estoy aquí en el Hospital Coral Gables para continuar mi tratamiento. Pido privacidad en estos momentos para mí y mi familia. Gracias a mis fans por sus pensamientos y oraciones”, dijo “El Príncipe de la Canción” en una declaración transmitida por la oficina de Relaciones Públicas del hospital.

A principios de este 2018, el mexicano, quien el 17 de febrero cumplió 70 años, fue internado en el Instituto Nacional de Nutrición porque su cuerpo no absorbía bien los nutrientes. Su familia anunció el 31 de enero que el cantante había sido dado de alta.

José Joel Sosa, hijo del intérprete, desmintió que la hospitalización entonces se debiera al cáncer que padeció durante el año pasado.