El príncipe Harry y Meghan Markle convierten en un ‘búnker’ su mansión de Los Ángeles

Los duques de Sussex dispusieron lonas y pantallas opacas en la reja que rodea la propiedad.

Los duques de Sussex dispusieron lonas y pantallas opacas en la reja que rodea la propiedad.

El príncipe Harry y Meghan Markle han establecido su residencia en una de las grandes mansiones de Beverly Hills, en Los Ángeles, Estados Unidos. Sin embargo, al instalarse descubrieron que la propiedad no tenía la suficiente privacidad.

La casa, perteneciente al músico Tyler Perry, tiene rutas de senderismo por los alrededores, lo que supone tener más posibilidades de ser observados, ya que el jardín estaba a la vista de cualquiera.

Para remediar esta situación, el príncipe Harry y Meghan Markle tomaron la decisión de convertir en un “búnker” su nueva vivienda. La mansión ha sufrido una gran transformación en los últimos días para que tanto los duques como el pequeño Archie puedan disfrutar de la naturaleza y el aire libre sin el temor de estar siendo espiados, publica 20 Minutos. 

La remodelación ha consistido en la instalación de lonas y pantallas opacas en la reja que rodea la propiedad. Por otro lado, también se ha invertido en la colocación de cámaras de vigilancia por todo el perímetro, para mayor seguridad.

Foto: Shutetrstock.

pixel